El entrenamiento tiene un lugar muy importante dentro de las organizaciones. Aquí te damos 6 razones por las cuales tiene importancia hacerlo.

1. Los entrenadores, aún cuando son consultores externos que solo trabajan con tu organización de manera frecuente, conocen a tus empleados y su cultura organizacional. Saben los lineamientos de la empresa y pueden alinear los objetivos de entrenamiento con las necesidades de capacitación de la organización.

2. Los entrenadores hablan el lenguaje organizacional. Pueden presentar el entrenamiento de manera que refuerzan los conceptos generales y la terminología específica. Normalmente los adultos aprenden de mejor manera cuando pueden conectar los nuevos conocimientos adquiridos con los previos.

3. El entrenamiento interno puede llegar a todos los colaboradores de diferentes niveles, así que los altos mandos también reciben el mismo entrenamiento y conceptos que sus colaboradores.  Esto es útil para reforzar la información y aplicarla al puesto de trabajo correspondiente.

4. Los colaboradores que han recibido entrenamientos pueden ser entrenados y asistidos para entrenar a otros empleados. Nada cimienta el entrenamiento tan rápidamente y de mejor manera como la necesidad de ser preparado para entrenar a otros colaboradores. También es una medida de cuánto se ha aprendido.

5. Los entrenadores, además pueden trabajar agendando sesiones de entrenamiento, de tal manera que los administradores y colaboradores puedan asistir con seguridad a cada sesión. Pueden monitorear y enseñar a los colaboradores cómo entrenar a otros, pero lo más importante es que pueden supervisar y asistir con transferencia de conocimientos para asegurarse que las actividades antes, durante y después del entrenamiento refuercen los conceptos que se aprendieron y se aplicaron a su puesto de trabajo

6. Finalmente, los entrenadores añaden valor. Cualquier departamento de Recursos Humanos sabe el valor que un buen entrenamiento cada día aporta a la organización y a sus colaboradores.

 

Es importante pensar en términos de gerentes, quienes no han tenido acceso regular al trabajo de sus colaboradores y contribución. El entrenamiento puede ayudar a probar el valor del trabajo de los colaboradores.

Periódicamente calcula y presenta tu valor agregado en términos de ahorros, iniciativas apoyadas e implementadas, procedimientos internos y políticas entrenadas que cualquier externo podría ignorar, etc. Para más información al respecto, acude a un experto que te ayude a realizar un DNC.